¿Puede ser rentable una barbería? Analizando el potencial del negocio

Seguramente, habrás notado que por la zona en la que vives, durante los últimos años, no han parado de proliferar y crecer los negocios de barberías y peluquerías dedicadas exclusivamente al sector masculino. Seguramente, hayas pensado que, con tanta competencia, estos negocios empiecen a cerrar en poco tiempo. Sin embargo, va pasando el tiempo y ves que todas estas barberías siempre están repletas de clientes y que, incluso cuando vas a cortarte el pelo, te ponen en lista de espera más de una semana porque no dan abasto.

Entonces es cuando te preguntas si realmente es rentable una barbería. Por este motivo, en este artículo te vamos a explicar, de la mano de los expertos en Barberías en la Comunidad de Madrid, si realmente son negocios rentables, cuáles son los gastos habituales y, por supuesto, cuánto gana un barbero en España. Sigue leyendo si quieres conocer las respuestas a tus preguntas.

¿Es rentable una barbería?

Si te preguntas si el negocio de barbería es rentable, debes tener en cuenta que a los hombres nos crece el pelo y la barba bastante rápido y que, para no tener un estilo descuidado, es necesario contar con un profesional de la peluquería que nos proporcione el corte de pelo y de barba que necesitamos de manera periódica.

Y es que, por norma general, la mayoría de los hombres suelen ir a la peluquería y a la barbería a cortarse el pelo y recortarse la barba de forma mensual o, como mínimo, cada dos meses. De hecho, hay hombres que siempre quieren mantener un estilo impecable y elegante, por lo que, aunque suelen acudir a cortarse el pelo cada uno o dos meses, también acuden cada quince días al barbero para arreglarse la barba.

Por supuesto, aunque, de media las barbas suelen crecer poco más de un centímetro al mes, el crecimiento depende de la genética, de la edad, de la salud y de los cambios hormonales. Sin embargo, el crecimiento del vello facial y del cabello hace que los hombres tengamos que ir entre 6 y 12 veces al año a la peluquería para mantener el estilo que queremos para no presentar un aspecto desaliñado o demasiado descuidado y, como 20 veces o más, para arreglarnos la barba.

Así pues, al abrir una peluquería o una barbería en una zona poblada, la mitad de la población necesitará acudir a este negocio de manera frecuente, ya sea por cercanía o, simplemente, por probar cómo es el trato y la habilidad del barbero o peluquero para realizar distintos tipos de estilos de cortes de pelo y de barba. Por lo tanto, podemos decir que sí, la barbería puede ser un negocio rentable.

¿Qué tener en cuenta para hacer de una barbería un negocio rentable?

que tener en cuenta para hacer de una barberia un negocio rentable

Ahora bien, para que abrir una barbería sea un negocio rentable, es necesario que tengas en cuenta algunas cuestiones, ya que, de por sí abrir un negocio de estas características tampoco es garantía de éxito empresarial, sino que, para garantizar la rentabilidad debe venir acompañado de otros puntos fundamentales.

La ubicación es un punto estratégico a tener en cuenta

La ubicación es una de estas cuestiones, ya que, para que un negocio funcione, debe encontrarse en un núcleo de población que te proporciona una cantidad de clientes suficiente como para poder, no sólo hacer frente a los gastos de alquiler y de suministros, sino, directamente obtener beneficios.

De nada sirve abrir una barbería nueva en un pueblo retirado y poco habitado donde ya existe otro negocio similar. Por ello, es mejor apostar por un núcleo de población en el que haya mucha población masculina y donde no haya negocios similares relativamente cerca, para atraer a la clientela hasta tu empresa.

La inversión en capital debe ser suficiente, pero no excesiva

Si quieres convertir tu barbería en un negocio rentable, debes tener en cuenta que la inversión en capital debe ser la adecuada, es decir, no presentar carencias ni tampoco excesos a los que luego no les vas a poder sacar rentabilidad. Apuesta por los equipos y el mobiliario básicos que te van a ayudar a realizar las labores principales de peluquería y barbería y apuesta por añadir el mobiliario justo y necesario para hacer que tu local sea cómodo y acogedor para los clientes.

La calidad del servicio es muy importante

De nada sirve abrir tu negocio de barbería si el personal que contratas o tú mismo no contáis con la preparación y la experiencia adecuadas para garantizar la satisfacción de los clientes. Recuerda que, si un cliente no queda satisfecho o tiene alguna queja, lo más probable es que no vuelva nunca más a pisar tu barbería y que no la recomiende a sus amigos y familiares, lo que puede hacerte perder más clientes.

Para que los clientes estén contentos, la calidad del servicio debe ser, como mínimo, sobresaliente o excelente. Por supuesto, esto se basa en escuchar las demandas de los clientes, pero también por aportar el punto de vista profesional para conseguir los mejores resultados y superar las expectativas de estos.

Los peluqueros y barberos profesionales saben cómo realizar el corte de pelo y de barba dependiendo de la forma del rostro para potenciar al máximo las facciones del cliente y exprimir todo su atractivo. Asimismo, puedes añadir otros servicios adicionales, como lavado de pelo, música ambiental, fotografías e incluso café y bebidas en la sala de espera. En este sentido, se cumple la norma de “cuanto más azúcar, más dulce”.

El precio debe ser acorde con los servicios que se ofertan

Para hacer de la barbería un negocio rentable, debes estudiar qué servicios ofrece la competencia y en qué horquilla de precios se mueven dependiendo del tipo de servicios que ofrecen a los clientes y ofrecer algo similar y que pueda competir. Si cobras una cantidad exagerada de dinero por un corte de pelo y barba, ten por seguro que acudirán a otra barbería que ofrezca lo mismo a un precio inferior.

Ahora bien, si eres consciente de que tus servicios son superiores a los de la competencia y te encuentras en una zona de alto poder adquisitivo, deberías subir un poco los precios para hacer notar la calidad del servicio. De esta manera, será mucho más fácil que tu barbería se perciba como un negocio más distinguido. Es decir, si tu negocio es Low Cost o un salón de lujo, debes ajustar los precios —y la imagen— al mismo al poder adquisitivo de tus clientes potenciales.

¿Cuánto gana un barbero en España?

Si te preguntas cuánto gana un barbero al mes o al año en España, debes saber que, por norma general, estos profesionales tienen fijado un salario mínimo por ley, que se encuentra entre 1300 y 1800 euros al mes en nuestro país cuando se tratan de trabajadores asalariados o por cuenta ajena.

Ahora, si te preguntas cuánto gana un barbero al año en España, podemos establecer su salario entre los 18.000 y los 25.000 euros en 14 pagas. No obstante, el propietario de un negocio, puede tener ingresos superiores, especialmente, si trabaja solo y su barbería es un negocio muy rentable que cuenta con muchos clientes de forma habitual. Por este motivo, la ubicación y el servicio son aspectos muy importantes.

¿Cuáles son los gastos de una barbería?

cuales son los gastos de una barberia

Los gastos de una barbería pueden ser muy variados dependiendo del tipo de clientes a los que se dirija este negocio, ya que no es lo mismo ofrecer un servicio low cost que un servicio que desprende lujo y exclusividad. Por ello, mientras que, para el primer caso, con disponer de un pequeño local, es suficiente, en el segundo, lo más apropiado es apostar por un local de grandes dimensiones y con ventanales que muestren un espacio diáfano, elegante y atractivo.

A no ser que el local sea propio, el alquiler mensual, se suele encontrar entre 500 y 6.000 euros al mes, lo que merece la pena hacer un estudio previo y una planificación adecuada para garantizar que una barbería sea un negocio rentable. Del mismo modo, también es necesario realizar una inversión en la reforma del local para adecuarlo a las necesidades de una barbería.

Este tipo de reformas pueden encontrarse entre los 10.000 y 25.000 euros de inmersión en la distribución física del espacio, en iluminación, en materiales, mobiliario, equipos, materiales etc. Por ejemplo, sólo las estaciones de trabajo, que incluyen un espejo, iluminación, sillón de barbero, etc., pueden oscilar entre los 500 y los 3.000 euros.

También es necesario contar con una licencia de apertura, que puede variar entre 500 y 2.000 euros o licencia de actividad, que suelen variar entre los 300 y los 1500 euros. Además, es necesario pagar anualmente entre 300 y 800 euros por el Seguro de Responsabilidad Civil, el Seguro de Accidentes Laborales, especialmente si hay empleados por cuenta ajena trabajando en el local y, por supuesto, el Seguro de Contenido y Robo, que suele costar unos 500 euros al año.

A esto, también hay que añadir los costes de publicidad física, de suministros (agua y electricidad) y marketing online. Por ello, los gastos de una barbería, al menos durante el primer año, suelen encontrarse entre 70.000 y 130.000 euros. En definitiva, podemos decir que una barbería es un negocio rentable, pero es necesario planificar bien y diseñar una buena estrategia a medio y largo plazo para garantizar el éxito.

Comentarios

No hay Comentarios

Dejanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *